Creacion de la universidad

Universidades en Inglaterra

Los cimientos de la Universidad de Berna se pusieron en el siglo XVI, cuando la Reforma hizo necesario que los nuevos sacerdotes se formaran en un centro de enseñanza superior. En 1805, en el marco de la reorganización de la enseñanza superior, el gobierno de Berna convirtió la antigua Escuela de Teología en una Academia con cuatro facultades. De este modo, no sólo los ministros, sino también los abogados y los médicos podían completar su formación en Berna.

En las luchas entre conservadores y liberales durante la regeneración, en 1831 los liberales obtuvieron la victoria en el cantón de Berna. Bajo su administración, la Academia se transformó en universidad en 1834. 45 profesores imparten clases a 167 estudiantes. La nueva administración se apoyó en funcionarios públicos y académicos leales, por lo que, al principio, los requisitos de ingreso se redujeron al mínimo.    Esto también permitió que personas de otras clases sociales accedieran a la educación superior. Debido a la situación política, los centros de enseñanza superior sólo pudieron desarrollarse de forma más constante tras la creación del Estado federal en 1848. En 1885, el número de estudiantes superó por primera vez los 500 y, a finales de siglo, esta cifra ya se había duplicado. En consecuencia, la Universidad de Berna era la mayor universidad de Suiza en aquella época. Los estudiantes extranjeros fueron los responsables del rápido crecimiento. Formaban la mitad de la población estudiantil, la mayoría de ellos procedentes de Alemania y Rusia. Entre ellos se encontraban las estudiantes rusas, que abrieron un nuevo camino para los estudios femeninos después de 1870.

Explicación universidad

Una universidad (del latín universitas ‘un conjunto’) es una institución de enseñanza superior (o terciaria) e investigación que otorga títulos académicos en varias disciplinas académicas. Las universidades suelen ofrecer tanto programas de grado como de postgrado.

En el uso moderno, la palabra ha llegado a significar “una institución de educación superior que ofrece enseñanza en materias principalmente no profesionales y que suele tener la facultad de otorgar títulos”,[14] con el énfasis anterior en su organización corporativa que se considera que se aplica históricamente a las universidades medievales[15].

Una idea importante en la definición de universidad es la noción de libertad académica. La primera prueba documental de ello se remonta a los primeros tiempos de la Universidad de Bolonia, que adoptó una carta académica, la Constitutio Habita,[16] en 1158 o 1155,[17] que garantizaba el derecho de un erudito itinerante a viajar sin obstáculos en interés de la educación. Hoy en día se reivindica como el origen de la “libertad de cátedra”[18], lo cual está ampliamente reconocido a nivel internacional: el 18 de septiembre de 1988, 430 rectores de universidades firmaron la Magna Charta Universitatum[19], con motivo del 900º aniversario de la fundación de Bolonia. El número de universidades que firman la Magna Charta Universitatum sigue aumentando, y proceden de todas las partes del mundo.

Lista de universidades internacionales

Todo cambió el 14 de enero de 1908, cuando HO Wills prometió donar 100.000 libras esterlinas -una suma enorme- siempre que se concediera una Carta en el plazo de dos años. La donación de Wills desencadenó una reacción en cadena, y en 24 horas se recaudó más dinero del que se había conseguido durante las tres décadas anteriores.

Ahora las cosas empezaron a moverse de verdad. Tras años de discusiones, se acordó que el Colegio de Comerciantes y elementos del Colegio Universitario -antes rivales- se fusionarían para formar una nueva Facultad de Ingeniería. Además, el Ayuntamiento ofreció los ingresos de una tasa de un centavo (unas 7.000 libras al año), siempre que se obtuviera una Carta. Lo mejor de todo es que, cuando se presentó una petición de Carta al Consejo Privado, ésta obtuvo el favor real.

Primera universidad del mundo

La gran cantidad de estudios medievales que se produjeron en el siglo XX debería haber puesto fin a esta caricatura absurda de una vez por todas, pero aquí tenemos otro caso de conocimiento especializado que no ha conseguido llegar al público en general.

Al fin y al cabo, fue en la Alta Edad Media cuando surgió la universidad. La universidad, que se desarrolló y maduró en el apogeo de la Europa católica, fue un fenómeno nuevo en la historia europea. Nada parecido había existido en la antigua Grecia o Roma. La institución que reconocemos hoy en día, con sus facultades, cursos de estudio, exámenes y grados, así como la conocida distinción entre estudios de grado y postgrado, nos llega directamente del mundo medieval. Y no es de extrañar que la Iglesia haya hecho tanto por fomentar el naciente sistema universitario, ya que, según el historiador Lowrie Daly, fue “la única institución de Europa que mostró un interés constante por la conservación y el cultivo del conocimiento”.

You May Also Like

About the Author: Olivo Magno