La lengua de signos es universal

Lenguas de signos del mundo

LENGUA DE SIGNOS AMERICANA La lengua de signos americana (ASL) es la lengua visual-gestual utilizada por la mayor parte de la comunidad de sordos de Estados Unidos y parte de Canadá. A primera vista, esta lengua (como todas las lenguas de signos) parece radicalmente diferente de las lenguas habladas que se han utilizado para formular teorías de principios y parámetros lingüísticos. Sin embargo, la posición adoptada en este libro es que, cuando se eliminan los efectos superficiales de la modalidad, se observa que el ASL sigue muchos de los patrones propuestos como universales para el lenguaje humano. Si estas construcciones teóricas son válidas para el lenguaje en general, entonces deberían serlo para el lenguaje humano natural en cualquier modalidad; y si el ASL es un lenguaje humano natural, entonces también debe ser explicado por cualquier teoría adecuada de la Gramática Universal. Por este motivo, el estudio del ASL puede ser vital para las teorías propuestas de la Gramática Universal. Trabajos recientes en varios marcos teóricos de la sintaxis y la fonología han argumentado que, efectivamente, el ASL es un lenguaje de este tipo. Asumiré entonces que los principios de la Gramática Universal, y los principios que se derivan de ella, son aplicables al ASL, y de hecho que el ASL puede servir como una de las lenguas que ponen a prueba la Gramática Universal. Sin embargo, hay que hacer una importante distinción entre lo que aquí se llama «lenguaje de signos americano» y otras formas de comunicación manual.

Lenguaje de signos alemán

Hay diferentes lenguas de signos en todo el mundo. La creencia o suposición por parte de las personas oyentes, de que la lengua de signos es similar en todo el mundo, es muy frecuente que las personas sordas se encuentren en cada vida y en los cursos de ASL 101.

Imagínese – ¿Es el lenguaje del habla universal? Sí *lengua de fuego*. Bueno, si te refieres a la modalidad de que la gente utiliza más el habla que las señas. Si te refieres al lenguaje, la respuesta es obviamente no.

Cuando la gente que oye hace la pregunta «¿Es universal la lengua de signos?», suele referirse a la lengua en sí. En aras de la claridad, vamos a referirnos a las «señas» y al «habla» como modalidades y a la «lengua de signos» y a la «lengua hablada» como lenguas.

Por modalidad, hay tres o cuatro formas: escritura (para prácticamente todo el mundo), habla vocal-auditiva (utilizada por los oyentes), habla visual-espacial (utilizada por los sordos) y habla táctil-espacial (utilizada por los sordociegos).

El alumno respondió: «lenguaje de signos», y yo asentí: «¿qué lenguaje?». El alumno, con cara de desconcierto, lo repitió. Irresistiblemente, repetí: «¿qué lengua?». Ella/él, con cara de más confusión, «¿lengua de signos?». Generosamente, repetí, «¿qué lengua de signos?». Si un alumno no lo entiende, normalmente su compañero le ayuda a responder: «ASL». A menudo, al alumno se le encienden las bombillitas en los ojos.

Alfabeto de la lengua de signos

In den WarenkorbeBook bestellenLA LENGUA DE SIGNOS AMERICANA La lengua de signos americana (ASL) es la lengua visual-gestual utilizada por la mayor parte de la comunidad de sordos en los Estados Unidos y partes de Canadá. A primera vista, esta lengua (como todas las lenguas de signos) parece radicalmente diferente de las lenguas habladas que se han utilizado para formular teorías de principios y parámetros lingüísticos. Sin embargo, la posición adoptada en este libro es que, cuando se eliminan los efectos superficiales de la modalidad, se observa que el ASL sigue muchos de los patrones propuestos como universales para el lenguaje humano. Si estas construcciones teóricas están destinadas a mantener…mehr

LENGUA DE SIGNOS AMERICANA La lengua de signos americana (ASL) es la lengua visual-gestual utilizada por la mayor parte de la comunidad de sordos de Estados Unidos y parte de Canadá. A primera vista, esta lengua (como todas las lenguas de signos) parece radicalmente diferente de las lenguas habladas que se han utilizado para formular teorías de principios y parámetros lingüísticos. Sin embargo, la posición adoptada en este libro es que, cuando se eliminan los efectos superficiales de la modalidad, se observa que el ASL sigue muchos de los patrones propuestos como universales para el lenguaje humano. Si estas construcciones teóricas son válidas para el lenguaje en general, entonces deberían serlo para el lenguaje humano natural en cualquier modalidad; y si el ASL es un lenguaje humano natural, entonces también debe ser explicado por cualquier teoría adecuada de la Gramática Universal. Por este motivo, el estudio del ASL puede ser vital para las teorías propuestas de la Gramática Universal. Trabajos recientes en varios marcos teóricos de la sintaxis y la fonología han argumentado que, efectivamente, el ASL es un lenguaje de este tipo. Asumiré entonces que los principios de la Gramática Universal, y los principios que se derivan de ella, son aplicables al ASL, y de hecho que el ASL puede servir como una de las lenguas que ponen a prueba la Gramática Universal. Sin embargo, hay que hacer una importante distinción entre lo que aquí se llama «lenguaje de signos americano» y otras formas de comunicación manual.

Lenguaje de signos internacional

No, el lenguaje de signos no es universal. En todo el mundo se reconocen formalmente más de 300 lenguas de signos. Además, la lengua hablada de un país no dicta qué lengua de signos utilizan los sordos en ese país concreto. Por ejemplo, las personas oyentes de EE.UU. y el Reino Unido hablan inglés; sin embargo, si una persona sorda de EE.UU. volara a Londres y conociera a una persona sorda de allí, experimentaría una barrera de comunicación porque la lengua de signos americana es completamente diferente a la lengua de signos británica. Incluso el alfabeto es diferente.

Retrocedamos en el tiempo. En el año 1815, Thomas Hopkins Gallaudet viajó desde Estados Unidos y conoció a Laurent Clerc en Francia. Su colaboración hizo que la Lengua de Signos Francesa (LSQ) sirviera de modelo para que la Lengua de Signos Americana (ASL) tomara forma. Por lo tanto, la gramática de la ASL está más cerca de la gramática de la lengua de signos francesa que de cualquier otra lengua de signos.

Otro ejemplo de lenguas de signos que no dependen de la lengua materna de un país son las de los países hispanos. Aunque países como Venezuela, Honduras y Argentina hablan español, las lenguas de signos que utilizan sus sordos son diferentes. Sí, la Lengua de Signos Venezolana (LSV), la Lengua de Signos Hondureña (LESHO) y la Lengua de Signos Argentina (LSA), ¡son lenguas distintas!

You May Also Like

About the Author: Olivo Magno